Bebidas saciantes para una mañana tranquila

24
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Los batidos saciantes son un recurso sencillo y sano para complementar nuestras dietas a la hora de perder peso.

Nos vienen muy bien para evitar el clásico “picoteo” de entre horas y, además, tenemos la seguridad de estar bien nutridas y de favorecer aspectos tan importantes como el tránsito intestinal y una buena digestión.

La clave a la hora de preparar un buen batido es, sin duda, obtener frutas orgánicas que estén en buen estado y sean frescas.

Si nos acostumbramos día a día a disfrutar de estos batidos saciantes y naturales, nuestra salud lo va a agradecer y nuestra línea lo va a notar.

1. Batido saciante de aguacate, coco y chocolate negro
Este batido es delicioso y económico. Si nos lo preparamos por la mañana empezaremos el día con múltiples vitaminas, minerales y un aporte muy adecuado de fibra.

Todo ello, sumado al efecto del chocolate negro, nos ayuda a obtener un poderoso efectos saciante.

Según la revista Nutrition Journal solo con tomar medio aguacate al día nos sentiremos más satisfechos, haremos frente al colesterol malo o LDL y mejoraremos nuestra salud cardíaca.
Por su parte, el chocolate que vamos a incluir en nuestro batido es negro y sin azúcar. De este modo aprovechamos aún más su efecto antiinflamatorio y antioxidante para conseguir una mezcla tan sabrosa como saludable.
A esta bebida natural le vamos a añadir además un poco de coco natural. Así vamos a conseguir un aporte muy interesante de minerales (calcio, magnesio, fósforo, hierro, sodio, selenio, yodo, cinc, flúor, manganeso…)
El coco nos ayudará también a combatir la retención de líquidos y es muy saciante.

Ingredientes
½ aguacate
2 cucharadas de coco (25 g)
1 vaso de bebida de avena (200 ml)
2 cucharadas de chocolate negro rallado (25 g)
2 hojitas de menta fresca

Preparación
Lo primero que haremos será obtener esos las dos cucharadas de coco fresco y de chocolate negro. Siempre será mejor rallarlo nosotros que comprarlo ya rallado, puesto que de este modo conservamos mejor sus propiedades.

Ahora nos vamos ya a la batidora, donde solo tendremos que añadir el medio aguacate, ese vaso de bebida de avena, las dos cucharadas de coco y las dos hojitas de menta fresca, que te ofrecerán un sabor sensacional.
Batimos bien hasta obtener una bebida homogénea.
Lo servimos ya en nuestro vaso favorito y, justo por encima del batido, dejamos caer las cucharadas de chocolate negro rallado. ¿Te vas a resistir?

2. Batido de fresa, yogur blanco natural y nueces
Incluir en nuestro desayuno un poco de yogur blanco natural es un modo muy saludable de cuidar del sistema inmunológico, elevar las defensas, combatir el estreñimiento y sentirnos saciadas hasta la hora de la comida.

Mucha gente suele evitar el yogur blanco porque teme que le haga subir de peso. Ahora bien, las bacterias lácteas del yogur resultan muy beneficiosas y, siempre que elijamos uno sin azúcar o natural, los beneficios serán mucho mayores.
En lo que se refiere a las fresas, hemos de decir que estas frutas de temporada con sabor dulce y ácido a la vez son un complemento ideal en nuestras dietas de adelgazamiento.
Gracias a sus múltiples nutrientes, sus poquísimas calorías y a su poder antioxidante y depurador, las fresas son el mejor complemento para la mayoría de los batidos saciantes.
En cuanto a las nueces, son también un alimento muy recomendado para cuidar de nuestra salud cardíaca, acelerar el metabolismo y aportarnos además un efecto saciante.

Ingredientes
8 fresas
1 yogur natural sin azúcar
½ vaso de bebida de avena (100 ml)
4 nueces

Preparación
Lo primero que haremos será lavar las fresas y cortarlas por la mitad. Seguidamente, pelamos las nueces y las llevamos a la batidora junto con el medio vaso de bebida de avena.
Incluye las fresas ya cortadas y el yogur natural sin azúcar.
Bate durante unos segundos y después, lleva ya todo el batido a tu vaso favorito.
Si te resulta un poco ácido, no dudes en endulzarlo con un poco de miel. El sabor es estupendo.

3. Batido de naranja, zanahoria y jengibre
De entre todos los batidos saciantes, este suele ser el más ligero y el más “curativo” de todos. Gracias a sus múltiples vitaminas y minerales potenciaremos aún más el efecto depurador y antiinflamatorio.

El efecto saciante va a venir en especial por la zanahoria combinada con el jengibre. Gracias a estos dos alimentos optimizamos la digestión y mejoramos el metabolismo de nuestro cuerpo, por el gingerol y el alto contenido en fibra de la zanahoria.
Si nos tomamos este batido en el desayuno combinándolo con algo de proteína (huevos, por ejemplo) lograremos llegar a la hora de la comida sin sentir el vacío del hambre o la ansiedad por picar entre horas.
Vale la pena probarlo y ver los resultados, porque hemos de recordar también que cada cuerpo es único, y puede que en tu caso te siente mejor esta bebida que las anteriores.

Ingredientes
1 zanahoria
1 cucharadita de jengibre fresco rallado (5 g)
El jugo de 1 naranja
1 vaso de agua ( 200 ml)

Preparación
Empezaremos lavando bien la zanahoria y cortándola en tres partes para facilitar el licuado.
Seguidamente, obtenemos el jugo de naranja y lo combinamos con el vaso de agua y la zanahoria.
Por último, ya en el vaso, añadimos esa cucharadita de jengibre bien rallado que le aportará un sabor intenso y original.

Compartir
Facebook
Twitter