Consumir cítricos para alcalinizar la sangre

12

Papel de los cítricos en nuestra salud
El ácido cítrico que se encuentra en todas las frutas cítricas y sus jugos juegan un papel crítico en el proceso de alcalinizar la sangre y por lo tanto nuestro pH. Los cítricos, no acidifican como se cree ordinariamente, ya que, cuando se descompone el ácido cítrico en agua y anhidro carbónico, este último pasa a la sangre mezclándose con otras sustancias alcalinas que también están en suspensión en la misma. Estas sustancias son el sodio, magnesio, calcio, potasio, etc., formándose a sí, los carbonatos, los cuales son sales muy alcalinas. Los carbonatos participan en la eliminación del ácido úrico y otros residuos metabólicos, reduciendo así la acidez excesiva del pH.

Un cuerpo que está continuamente acidificado, la tendencia es que desarrolle enfermedades degenerativas tales como: diabetes, artritis, enfermedades cardiovasculares, úlceras gástricas y duodenales, obesidad y hernias. Una primer estrategia para curarlo es alcalinizándolo, la cual se puede llevar a cabo con consumiendo altas dosis de frutas cítricas.

La curación con cítricos en el tracto gastrointestinal
Es así que, según la mecánica anterior, los cítricos y su función de alcalinizar, ayuda en el tratamiento de las agruras (gastritis) y también las úlceras consumiendo dosis altas de cítricos. Por ejemplo:

Medio vaso de jugo de limón mezclado en un vaso de agua o en un jugo 124 (que contiene el jugo de una toronja, dos naranjas y cuatro limones).

Estudios han demostrado que la Vitamina C tiene relación con estas tres cosas:

  • Hay una mayor producción de interferón que hace que se activen otros sectores del sistema inmunológico
  • También de células “T” robustecidas que son las células luchadoras del sistema inmunológico
  • Y hay un incremento en la actividad fulminadora de estas células naturales

La Vitamina C o ácido ascórbico también es un antioxidante que ataca a los radicales libres que son los causantes del envejecimiento y la muerte prematura.

Entonces, este mecanismo rompe con lo que el sector médico y el sector popular piensa acerca de los cítricos, que son ácidos y que hay que evitarlos en padecimientos que, al contrario, está demostrado que son uno de los recursos naturales más efectivos incluso, en ciertos cánceres.

Compartir