Beneficios de tener el buen sentido del humor

0

¿Eres una persona risueña? ¿La gente se acuerda de ti porque siempre sabes sacarle el lado positivo a todo? Tener sentido del humor es una capacidad que no está al alcance de todo el mundo.

En la sociedad en la que vivimos donde el victimismo, el pesimismo y las quejas son comunes en nuestro día a día, tener sentido del humor se convierte en algo “extraño”, incluso que desentona con el entorno.

No obstante, si sabes ver la vida con humor, ¡no permitas que esto se te escape! Pues hoy te hablaremos de los grandes beneficios que hay en tener sentido del humor.

1. Tener sentido del humor nos relaja
El estrés está a la orden del día. Las responsabilidades en el trabajo, con la familia, los niños, la casa… Todo esto, en ocasiones, nos desborda y hace que aparezca esa sensación que nos pone nerviosos y, al mismo tiempo, nos agota.

Tener sentido del humor nos ayuda a “quitarle hierro” a muchas circunstancias las cuales creemos que nos desbordan, pero con las que, en realidad, sí podemos.

Además, nos permite ver las situaciones más estresantes desde una perspectiva más positiva, lo que ayuda a nuestra motivación y evita que nos bloqueemos.

2. Es una manera de atraer a los demás
Nunca descubriremos que una persona negativa atraiga a nadie hacia sí misma. Sin embargo, todas aquellas personas que irradian humor y felicidad siempre están rodeadas de gente.

Esto es así porque los demás se sienten atraídos por ese contagio positivo que les señala que con esa persona van a vivir una experiencia genial.

De la misma manera, el sentido del humor nos ayuda a atraer la atención de un público que puede estar escuchando una conferencia nuestra.

Las dosis de humor que podemos brindarles hará que no se duerman, que estén atentos y que disfruten.

3. Mejora la memoria a largo plazo
Un estudio que llevó a cabo la profesora Melissa B. Wanzer y que fue publicado en la revista Communication Education afirmó que tener sentido del humor mejoraba la retención de la memoria a largo plazo.

Estas fueron sus palabras:

“El humor, unido a los mensajes instructivos, obtiene la atención de los oyentes, les ayuda a entender el contenido del discurso y aumenta la capacidad de procesamiento del mismo, lo que da como resultado una mayor retención y aprendizaje”.

4. Nos ayuda a tener una mejor salud
Tener sentido del humor no solo nos puede ayudar a todo lo anteriormente mencionado, en especial a mejorar la memoria de nuestro cerebro, sino que también nos permite estar mucho más saludables.

Esto se debe a que cuando nos reímos nuestros músculos se relajan y la presión arterial disminuye, por lo que es muy positivo para todas aquellas personas que sufran del corazón.

De igual manera, la risa y el humor mejoran nuestro sistema inmunitario, por lo que si queremos contraer menos enfermedades y luchar mejor contra las infecciones, ¡riamos!

Sin duda, tener sentido del humor reduce los riesgos de sufrir un infarto al corazón y, también, la posibilidad de tener un derrame cerebral.

5. Nos ayuda a ser más felices
Tener sentido del humor nos ayuda a ser, sin ninguna duda, más felices. Porque nos permite tomarnos la vida con una mayor positividad, aumentando nuestra resiliencia y relativizando los problemas.

Cuando apartamos la negatividad y empezamos a ver lo positivo que tienen los malos momentos como un aprendizaje, superar un miedo, un reto para mejorar… Entonces, somos mucho más felices.

Además, el sentido del humor nos permite liberar tensiones, lo que evitará que saltemos a la mínima ante cualquier pequeña discusión, lo que puede afectar a nuestras relaciones.

Después de haber abordado todos los beneficios que tiene añadir un poco de humor a la vida, ahora te toca el turno a ti. ¿Eres positivo? ¿Te gustaría serlo?

Si es así, comienza a abandonar esa confortable posición pesimista y empieza a ver el lado bueno de las cosas. Aunque cueste verlo, está ahí. Solo hay abrir bien los ojos.

Compartir