Beneficios de la cúrcuma para el alzheimer

33274

La curcumina, el componente activo de la cúrcuma que le confiere su color amarillento, tiene muchos beneficios para la salud cerebral. Por ejemplo, detiene la aglomeración de proteínas que ocurre en la enfermedad de Parkinson e inhibe la acumulación de placas de los destructivos beta amiloides en el cerebro de pacientes de Alzheimer, al mismo tiempo que ayuda a disolver las placas existentes, que se cree son las que provocan la demencia.

Investigaciones realizadas han concluído que la cúrcuma resulta más efectiva en inhibir la formación de las placas de amiloides que muchos otros tratamientos para el Alzheimer.
El bajo peso molecular de la cúrcuma y su estructura polar permiten a la curcumina traspasar la barrera hematoencefálica y unirse a los beta amiloides, las proteínas anormales que se forman en el cerebro de las personas que padecen Alzheimer.

Por otro lado las potentes propiedades antiflamatorios y antioxidantes de la cúrcuma alivian los síntomas del Alzheimer causados por altos niveles de inflamación en el cerebro y una oxidación excesiva.

Otro estudio reveló que al combinar la cúrcuma con la vitamina D3 se obtienen incluso mejores resultados. El efecto sinérgico de la cúrcuma y la vitamina D3 estimula el sistema inmune para que destruya las placas amiloides, lo que ayuda a prevenir el Alzheimer.

Compartir