Beneficios de la soya

28229

La soya es un alimento que se consume desde hace mucho tiempo, es rica en proteína, lo que hace que sea una alternativa para vegetarianos. Además, diversos estudios han comprobado que ayuda a redcir el colesterol, disminuye los síntomas de la menopausia y la osteoporosis, previene ciertos cánceres hormonodependientes como el cáncer de mama, del endometrio y próstata. Es uno de los llamados alimentos funcionales, por los grandes beneficios que aporta, no solo nutricionales.

Propiedades nutritivas de la soya o soja

Su semilla es el alimento más rico en proteínas con 36.5 %, mientras que la carne presenta menos del 20% y los huevos un 12.5%.

La soya posee 19.9% de grasas: ácidos grasos insaturados como el linoleico y el oleico que contribuyen a reducir el nivel de colesterol.

Los hidratos de carbono suponen 20.9% de su peso: oligosacáridos, sacarosa y poco almidón por lo que es bien tolerada por los diabéticos.

Cien gramos de soya aportan más de la mitad de las necesidades diarias de vitamina B1 y B2, una quinta parte de las de vitamina B6 y E y 15.7 mg de hierro, cinco veces más que la carne, cubriendo totalmente las necesidades diarias.

Además contiene minerales como el fósforo, magnesio, potasio, calcio y apenas un poco de sodio, lo que la hace excelente para las afecciones cardiovasculares.

La soya contiene 9.3% de fibra que contribuye a regular el tránsito intestinal y a reducir el nivel de colesterol.

Tiene fitoestrógenos (hormonas femeninas de tipo vegetal) que ejercen una acción similar a la de los estrógenos, pero sin sus efectos indeseables. Es decir, favorecen el aumento de la mineralización ósea, protección frente a la arteriosclerosis y sensación de bienestar, sin estimular el crecimiento de las células de mama y del útero, factor favorecedor del cáncer. Además son potentes antioxidantes.

Propiedades curativas de la soya o soja

La soya favorece el equilibrio hormonal de la mujer: regulariza el ciclo menstrual, alivia los síntomas que son propios de la menopausia y disminuye el riesgo de contraer cáncer de mama.

En el hombre, la soja disminuye el riesgo de cáncer de próstata, de un infarto en el miocardio y baja el nivel de colesterol total en la sangre.

Aporta proteínas en gran cantidad, de excelente calidad biológica y de fácil digestión y absorción, capaces de suplementar a otras proteínas.

Evita la arteriosclerosis, que es el estrechamiento y endurecimiento de las arterias, y brinda fluidez a la sangre mejorando la circulación.

Impide, además, la formación de trombos (coágulos) en las arterias, disminuyendo la probabilidad de sufrir infartos al miocardio o ataques cerebrales.

Las proteínas de la soya reducen la pérdida urinaria de calcio y aumentan la mineralización y la densidad de los huesos, evitando la osteoporosis.

Sustituir la carne por productos de soya favorece la función renal, tanto en caso de insuficiencia, como de nefrosis (degeneración del tejido que hace perder proteínas en la orina).

La leche de soya puede sustituir a la leche de vaca y a las fórmulas lácteas infantiles, permitiendo un crecimiento adecuado y satisfaciendo las necesidades nutritivas de los niños. Resulta especialmente útil en caso de intolerancia o alergia a la leche de vaca, así como para combatir la diarrea, y en casos de eccemas, erupciones, asma y otras alergias infantiles.

Por último, la soya y sus productos impiden el desarrollo de células cancerígenas. Su consumo diario reduce el riesgo de padecer cáncer de mama, de colon, de recto, de estómago, de próstata y de pulmón.

Licuado quema grasa con soya
Ingredientes
1/2 vaso de jugo de toronja natural
1/2 vaso de leche de soya fría
1 cucharada de miel
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
5 cubitos de hielo (opcional)

Preparación
En la licuadora vierte todos los ingredientes y mezcla por 30 segundos o hasta que quede suave. Bebe enseguida.

Licuado para la menopausia
Este licuado contrarresta los efectos de la menopausia, pues la leche de soya contiene isoflavonas que actúan de forma similar a los estrógenos segregados por el propio cuerpo. Disminuye síntomas comunes de la menopausia como los sofocos, fatiga, sudor nocturno y cambios en el estado de ánimo, entre otros.

Ingredientes
1/2 taza de leche de soya
1/2 taza de yoghurt
1 taza de durazno en trocitos
1 cucharada de amaranto o ajonjolí
1 cucharada de miel de abeja (opcional)

Preparación
Verter todos los ingredientes a la licuadora y batir a velocidad alta hasta que quede suave

Licuado  para la menopausia 
ngredientes
1 vaso de agua
2 cucharadas de leche de soya
1 cucharada de linaza molida
1 pera
2 cucharadas de miel de abeja

Preparación
Licúa todos los ingredientes, bebe enseguida y sin colar. Toma un vaso al día.