Beneficios del aceite de coco

33269

El aceite de coco es el único con el que se debería cocinar, puesto que es el único que no se oxida al calentarlo. El aceite de coco ayuda a perder peso, evitar enfermedades cardiovasculares y problemas de tiroides como el hipotiroidismo tan extendido hoy en día entre las mujeres. El coco es prácticamente el único alimento que contiene ácidos grasos de cadena corta, que al contrario que el resto de las grasas, no necesitan ni enzimas pancreáticas ni bilis para su digestión, por lo que resulta ideal para las personas a las que se le ha extirpado la Vesícula Biliar y tienen dificultades para digerir las grasas, o en general, para personas con problemas digestivos o de hígado.

Beneficios del aceite de coco
El aceite de coco es benéfico para el corazón. Contiene ácido láurico, alrededor del 50%, lo que ayuda a prevenir activamente diversos problemas del corazón como los altos niveles de colesterol y la presión arterial alta. Las grasas saturadas presentes en el aceite de coco no son dañinas. El aceite de coco no conduce a aumentar en los niveles de LDL y reduce la incidencia de lesiones y daños a las arterias y, por lo tanto, ayuda a prevenir la aterosclerosis.

Cuidado para la piel
El aceite de coco es excelente para usarse cuando se hace un masaje. Actúa como una crema hidratante eficaz en todos los tipos de piel, incluyendo la piel seca.  Por lo tanto, aceite de coco es una solución segura para la prevención de la sequedad y la descamación de la piel. También retrasa la aparición de arrugas y la flacidez de la piel que normalmente acompañan el envejecimiento. El aceite de coco también ayuda en el tratamiento de diversos problemas de la piel incluyendo psoriasis, dermatitis, eczema y otras infecciones de la piel.  El aceite de coco también ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas debido a sus propiedades antioxidantes.

Pérdida de peso
El aceite de coco es muy útil para la pérdida de peso. Contiene ácidos grasos de cadena corta y media que ayudan en eliminar el peso excesivo. También es fácil de digerir y ayuda en el funcionamiento saludable del sistema tiroideo y endócrino. Además, aumenta la tasa metabólica del cuerpo mediante la eliminación de la tensión en el páncreas, por lo que la quema de grasa es más efectiva y ayuda a las personas obesas y con sobrepeso a perder el peso. Por lo tanto, las personas que viven en las zonas costeras tropicales que utilizan el aceite de coco todos los días como su aceite de cocina principal normalmente no son obesos o con sobrepeso.

Inmunidad
El aceite de coco también es bueno para el sistema inmunológico. Fortalece el sistema inmunológico, ya que contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico que tienen antifúngico, antibacteriano y propiedades antivirales. El cuerpo humano convierte el ácido láurico en monolaurina que, según las investigaciones, funciona de forma efectiva para hacer frente a los virus y bacterias que causan enfermedades como el herpes, influenza, citomegalovirus e incluso el VIH.