Beneficios del aceite de oliva

35995
Aceite de oliva | © La Salud Vital

En este artículo mencionaremos todos los beneficios que nos da el consumir el aceite de oliva

Beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva de la mejor calidad no sólo es delicioso; también mejora tus defensas, tu estado general de salud, y te ayuda a bajar de peso comiendo con mucho sabor. Ello se debe a su composición, que permite un aporte significativo de vitaminas (particularmente las de los grupos A, E y K), antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro de las células y neutralizan la acción de los radicales libres, y muchos otros nutrientes indispensables para la salud y la belleza.

Pero no todos los aceites de oliva son iguales. De hecho, muchos estudios han informado que la gran mayoría de los aceites de oliva que se consiguen en los mercados hoy están adulterados en algún modo, mayormente mezclados con aceites vegetales hidrogenados de menor calidad, para abaratar costos de producción y maximizar las ganancias. La

¿Cómo saber si el aceite de oliva es puro?

Para saber si tu aceite de oliva es puro hay una simple prueba que puedes realizar, que es la de bajas temperaturas. Bastará con que coloques una taza pequeña del aceite en la nevera y lo dejes allí por 24 horas: el aceite de oliva puro solidificará por la baja temperatura, mientras que el producto mezclado con otros de menor calidad se mantendrá líquido. Ello se debe a que el de buena calidad posee grasas monoinsaturadas, que son beneficiales y sensibles a la baja temperatura, a diferencia de las nefastas grasas poliinsaturadas de los demás aceites de menor calidad, que te engordan y se mantienen fluidas en casi cualquier temperatura.

El mejor aceite de oliva se vende en botellas plásticas o de vidrio oscuras y/o opacas. Ello se debe a que este tipo de aceite no resiste demasiado la luz y la alta temperatura: cuando el aceite es de buena calidad, el productor lo mantendrá protegido en estas botellas. También una vez abierto debes mantenerlo al abrigo del sol, del calor extremo (puedes usarlo para cocinar, pero a temperaturas moderadas o bajas) y bien cerrado, pues es propenso a la oxidación.

Tipos de aceite de oliva: Virgen, extra virgen, light, etc.

Lo que afirman las etiquetas puede ser algo confuso, pero sigue esta guía para distinguir los distintos tipos de aceite de oliva:

Virgen, Extra virgen: El aceite de oliva “extra virgen” es el de mayor calidad posible, debe estar prensado en frío (verifícalo) y sin el uso de químicos. El aceite “virgen” cumple también con esos estándares, aunque suele ser de una calidad apenas inferior, más ácido y con algunos detalles en su sabor.

Liviano, Extra liviano (Light, Extra light): El aceite de oliva “extra liviano” (extra light) define a un aceite más suave en sabor, y no se relaciona en lo absoluto a su conteo de calorías o grasas. Lo mismo se aplica al aceite “liviano” o “light”.

Aceite de oliva puro : Este es el aceite elaborado exclusivamente con olivas o aceitunas, pero habla sólo de los ingredientes y no de la calidad.

Mezcla: Este aceite ha sido elaborado con oliva y otros aceites o productos. Suele ser de menor calidad y poseer grasas trans ocultas, además de ser refinado.
Sin afirmaciones, “No claim”: Los aceites que no posean estas u otras definiciones en sus etiquetas son de dudosa procedencia y calidad. Te recomendamos evitarlos.

Con estas simples consideraciones podrás elegir el mejor aceite de oliva, el más puro, nutritivo, saludable y delicioso, para usar en todas tus preparaciones y mantenerlo siempre en sus mejores condiciones.

Compartir