Beneficios de la cebolla

27420

Sazona tu salud
Para acabar con la tos, la gripe o el dolor de garganta, combatir el acné, el cutis graso o eliminar las machas en la piel, pese a su fama de hacer llora y olor penetrante, la cebolla es un ingrediente muy versátil que no debería faltar en el botiquín de remedios caseros. Puedes usarla picada, rallada o sólo el jugo, entérate de las virtudes que tiene para tu rutina de belleza y salud.

Olorosa y beneficiosa
Ninguna cocina está completa si no hay cebollas. Tal vez te hagan llorar, pero están de tu lado cuando se trata de la salud. Tanto la blanca como la morada o roja tienen vitamina A, B y C, calcio, magnesio, fósforo, hierro y potasio. Sus principales activos son la alicina y la aliína, componente a los que se les atribuyen varias propiedades terapéuticas.

Dile adiós a la tos
Debido a su efecto mucolítico (deshace la mucosidad espesa), expectorante (facilita la eliminación de las mucosidades bronquiales) y antibiótico, la cebolla es una excelente opción natural para aliviar la tos. Se puede consumir de varias formas, aunque lo más recomendable es hacer un jarabe. Para ello se hierven varias cebollas cortadas en rodajas, después se machacan hasta formar una pasta y se añade unas cucharadas de miel.

Terapéutica y mágica
Durante la Edad Media se utilizaba como forma de pago y como regalo de bodas. Sus cualidades terapéuticas demostraron ser muy útiles para aliviar enfermedades infecciosas como el tifus, la cólera y las pestes. Asimismo, durante la Segunda Guerra Mundial se usaron los vapores de la pasta de la cebolla, para aliviar los dolores y para ayudar a la cicatrización de las heridas.

Contra el dolor de garganta
Si sufres de dolor de garganta, irritación o anginas inflamadas, la cebolla puede ser una poderosa aliada para calmar estas molestias. Pica finamente una cebolla y ponla en un recipiente. Añade zumo de limón, mezcla bien y deja reposar toda la noche. Al día siguiente, cuela perfectamente y tómalo en ayunas.

Aliada contra la gripe
Consumir habitualmente cebolla, de acuerdo con un estudio del Instituto Tecnológico Agroalimentario de España, ayuda a aumentar las defensas del organismo y actúan como antigripal natural. Su alto contenido en sustancias azufradas con propiedades bactericidas combate la infección desde los primeros síntomas. Toma nota y prepara una sabrosa sopa de cebolla para vencer al resfriado.

Poderosa contra el colesterol
Si tienes colesterol alto, comer una cebolla mediana al día puede ayudarte a disminuir su nivel en un 15%. Según un estudio de la Universidad de Pennsylvania, EE.UU., una enzima llamada alinasa (la misma que te hace llorar cuando cortas cebolla) ayuda a adelgazar la sangre y reducir los niveles de colesterol “malo”, además de que mantiene la elasticidad de las arterias y limpia la grasa.

Poderosa contra el acné
Si padeces de acné, seguro habrás hecho hasta lo imposible para desaparecer los molestos granos. La cebolla, por su alto contenido en azufre, es un excelente remedio para tener una piel saludable y combatir las imperfecciones. Después de lavarte la cara, aplica jugo de cebolla fresco sobre el área con acné. Deja actuar por 15 minutos y lava. Es normal que arda un poquito.

Manchas de la piel
Además de ser un remedio contra el acné, el azufre y la vitamina C que contiene el jugo de cebolla la hacen una excelente opción para atenuar las manchas de la piel. Para hacer el jugo pulveriza una cebolla pequeña en la licuadora, luego empapa un algodón y aplícalo sobre las manchas. Deja actuar por unos 10 minutos y lava la cara con agua fría.

Manchas de la piel
Además de ser un remedio contra el acné, el azufre y la vitamina C que contiene el jugo de cebolla la hacen una excelente opción para atenuar las manchas de la piel. Para hacer el jugo pulveriza una cebolla pequeña en la licuadora, luego empapa un algodón y aplícalo sobre las manchas. Deja actuar por unos 10 minutos y lava la cara con agua fría.

Para un cabello hermoso
Si no tienes problemas con el olor, la cebolla sería un excelente remedio para estimular el crecimiento del cabello y tener una melena llena de brillo. Corta una cebolla de buen tamaño por la mitad y frota por el cuero cabelludo asegurándote de que su jugo se impregne en la piel. Deja actuar por un par de horas y lava. Otra opción es echar a tu champú una cebolla picada y dejar macerar por 15 días antes de usar.

Compartir