¿Brazos flácidos? nosotros le decimos como reafirmarlos

37988

Muchas mujeres sufren de flacidez en la parte superior de los brazos. A medida que envejecemos, la piel pierde colágeno y elastina, los tejidos conectivos que mantienen todo unido. Como resultado, la piel debajo de los brazos se vuelve flácida.

Pero la verdad es que tonificar y reafirmar la piel  de los brazos no es tan difícil como parece.

Qué se necesita para reafirmar los brazos

Al igual que para perder peso con remedios naturales, para eliminar la flacidez de los brazos se necesita:

– Fuerza de voluntad
– Disciplina y constancia
– Mentalidad positiva
– Alimentación saludable

Si empiezas con una mentalidad de que vas a obtener los resultados deseados en una semana, o un mes, muy probablemente te vayas a desanimar.

Para ver resultados es necesario ser constante en nuestro plan por un período de por lo menos 6 meses para empezar a ver los resultados.

La fuerza de voluntad es clave para tener éxito en tu meta. Pero si mantienes una mentalidad positiva, te repites tus motivaciones y visualizas los resultados, te será más fácil mantenerte firme en tu propósito.

Alimentación recomendada

Para quemar esa grasa se necesita un dieta balanceada que incluya
– proteína magra (leche descremada, pescado, salmón, pollo, frijoles)
– Carbohidratos saludables (granos enteros, frutas y vegetales)
– Grasas saludables(almendras, aceite de oliva)

Ejercicios para reafirmar los brazos

Para estos ejercicios necesitarás pesas de 2 a 5 libras dependiendo de tu condición física. Si estás acostumbrada a usar pesas, puedes usar más pesadas si deseas. Debes calentar marchando por 5 minutos antes de empezar con los ejercicios.

Se deben hacer 3 sets de 10 repeticiones cada uno. Siempre se debe consultar con el médico antes de empezar algún régimen de ejercicios.

Ejercicio #1
Ya sea estando sentada o parada, sostiene una pesita por encima de tu cabeza con ambas manos en un extremo de la pesa. Baja la pesa lo más posible por detrás de la cabeza y cuenta 1-2-3-4. Mantén la posición por un segundo y cambia de lado.

Ejercicio #2
Acostada ya sea en tu cama o en una cama para ejercicios, acuéstate boca arriba con las plantas de los pies sobre la superficie, las rodillas dobladas y la cabeza en el borde.

Con una pesita en cada mano, extiende los brazos por encima de la cabeza. A continuación doblando los brazos por los codos, baja las pesas con cuidado por detrás de la cabeza hasta la frente. Vuelve a la posición original y repite.

Otra opción es hacer una rutina de ejercicios cardiovasculares y añadir una sesión del ejercicio conocido como “lagartijas”.

Compartir