Como aliviar el dolor de oído con remedios caseros

32654

Es un dolor agudo, sordo o urente en uno o en ambos oídos. El dolor puede ser temporal o constante.

El dolor de oído generalmente es un problema de la niñez pero también se puede presentar en los adultos. Después de un resfriado, fluído se puede acumular en el tubo de Eustaquio, un pequeño túnel que corre del oído medio a la garganta.

Causas 

La trompa de Eustaquio va desde la parte media de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. Esta trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si la trompa de Eustaquio resulta bloqueada, se puede acumular líquido. Esto puede llevar a presión por detrás del tímpano o a una infección de oido.

En los adultos, es menos probable que el dolor de oído sea debido a una infección en este órgano. El dolor que se siente en el oído puede provenir de otro lugar, como de la articulación en la mandíbula, los dientes o la garganta.

Síntomas

Los síntomas de una infección del oído en los niños pueden incluir:

Dolor de oído
Fiebre
Melindres
Aumento del llanto
Irritabilidad

Muchos niños presentarán dolor leve durante o inmediatamente después de una infección del oído. La mayoría de las veces el problema desaparece. El dolor permanente es infrecuente, pero el riesgo aumenta con el número de infecciones.

Algunas remedios caseros para aliviar el dolor

Aceite de bebé o aceite mineral

Ponga el aceite a calentar bajo agua caliente. Póngase una cuantas gotas.

Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada)

El agua oxigenada es un antiséptico popular. Mucha gente la usa para aliviar el dolor de oído y eliminar la cera. Para hacer esta receta se echan unas 3 o 5 gotitas de peróxido de hidrógeno en el oído afectado cada 3 o 4 horas.

Alimentos picantes

Una sopa de pollo picante  puede ser muy útil para provocar el fluir de las mucosidades y aliviar la presión.

Aplique calor sobre el oído adolorido

Póngase una toalla mojada con agua caliente sobre el oído afectado. Otro remedio es llenar una bolsa de tela de algodón con sal de mar (la sal de mar la venden en cualquier tienda). Se mete al microondas a calentar (que esté caliente pero que no queme). Se pone la bolsa junto al oído hasta que se enfríe. Este remedio también ayuda a secar el líquido en el oído que muchas veces causa infección.

Aceite de ajonjolí

Ponga un poquito de aceite de ajonjolí a calentar en el fuego (no muy caliente para que no le vaya a quemar). Usando un gotero ponga una gota del aceite en cada oído.

Cebolla

Este es un remedio casero para el dolor de oído bastante antiguo. De 1/2 cebolla se extrae la zona central de manera que quede hueca. Se calienta al horno y se aplica sobre la oreja afectada.

Si el dolor persiste debe acudir a un especialista.

Compartir