Cubitos de hielo congelado para el sistema inmunitario

7371
frozen fruit, lemon juice frozen ice cubes isolated on white background. Feminine, beauty and cosmetics concept

Este remedio a base de limón congelado va a ser tu mejor estrategia para cuidar a diario de tu sistema inmunitario.

En nuestro espacio ya te hemos hablado en más de una ocasión de la fabulosa terapia del limón congelado:

Esta consiste en llevar al congelador una de estas frutas en su forma entera y dejar que se congele.
Posteriormente, se procede a rallarlo para aprovechar las virtudes tanto de la pulpa como de la corteza.

Ahora bien, en esta ocasión queremos proponerte una alternativa más sencilla y que nos va a permitir hacer un uso más amplio y práctico del limón.

Es una idea tan fácil de llevar a cabo que se va a hacer imprescindible en tu día a día.

Cubitos de limón congelado, una gran idea a tu alcance
¿Tienes un par de limones frescos y de cultivo orgánico en casa? Estamos seguros de que sí. Incluso puede que tengas también una cubitera y una picadora o batidora.

Si es así, cuentas ya con todo lo necesario para preparar este remedio maravilloso para tu salud y la de los tuyos.

¿En qué me pueden ayudar los cubitos de limón congelado?

  • Los limones tienen un gran poder antiinflamatorio, depurativo y son nuestros mejores aliados para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Son una fuente natural de vitamina C, ácido cítrico, flavonoides, vitaminas del complejo B, calcio, magnesio, potasio y fibra.
  • El hecho de utilizar tanto la pulpa como la cáscara nos va a permitir aprovechar hasta un 10% más de vitaminas que si consumiéramos solo el jugo.
  • Los limones, a su vez, son los alimentos más alcalinizantes que podemos consumir.
  • Tienen una alta concentración de iones con carga negativa, maravillosos para aumentar el flujo de oxígeno al cerebro.

El hecho de poder congelarlos y tenerlos a nuestro alcance en pequeñas porciones gracias a la cubitera hace que nos sea más fácil aprovecharlos.
Podemos consumirlos en infusiones, batidos, jugos, sopas… Te encantará.

Cómo preparar mis cubitos de limón congelado

3 limones
2 tazas de agua (500 ml)
2 cubiteras

preparación

Es muy sencillo. Empieza lavando bien los tres limones.
Córtalos en 4 trozos.
Llévalos a la batidora junto con las dos tazas de agua y consigue una mezcla bien homogénea.
A continuación, viértela con cuidado en tus cubiteras.
Guárdalas en el congelador.

Formas de aprovechar tus cubitos de limón

Jengibre con limón en tu desayuno
Algo tan simple como combinar las virtudes del limón con el poder del jengibre nos ayudará a conseguir un fabuloso remedio matinal con propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

Además, fortaleceremos nuestro sistema inmunitario y reduciremos nuestro colesterol malo o LDL.

Toma nota sobre cómo debes prepararlo.

Ingredientes
1 taza de agua (250 ml)
1 cucharadita de jengibre fresco rayado (3 g)
1 cucharada de miel (25 g)
1 cubito de limón congelado

Preparación
Para disfrutar de esta infusión solo tendrás que llevar a ebullición el agua para hacer una decocción con el jengibre.
Permite que infusione durante 15 minutos y, posteriormente, deja que repose otros 5.
Endulza con miel y añade, por último, ese cubito de limón.

Delicioso batido de limón y coco

Ingredientes
1 yogur de coco (125 g)
1 vaso de leche de almendra (200 ml)
2 cubitos de limón congelado

Preparación
Lo tendrás hecho en menos de 5 minutos. Para ello, elige un yogur de coco bajo en grasa y llévalo a la batidora.
Añade un vaso de leche vegetal de almendra y bate bien durante 2 minutos.
Obtén una mezcla bien homogénea y sirve en tu vaso favorito.
Añade por último los cubitos de limón congelado.

Agua de sabores: ¡Deliciosa!

Por último, te gustará saber que al igual que has preparado estos deliciosos cubitos de limón congelado, puedes hacer lo mismo con otras frutas.

Si buscas aquellas que son ricas en vitamina C, seguirás cuidando de tu sistema inmunitario. De ahí, que tengas a tu alcance una opción más para sacar provecho de esta idea.

A continuación, te damos unos ejemplos de otras frutas que pueden servirte:

Diferentes frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos)
Cítricos (mandarina, naranja, pomelo)
Kiwi
Mangos
Sandía
Melones
Piñas
Granadas
Melocotones

No dudes en probar cualquiera de estas propuestas para dar más salud a tu vida y favorecer tu bienestar.

Compartir