La cola de caballo y sus beneficios

35540

Alguna de las plantas que podemos encontrar en los herbolarios a día de hoy, se llevan utilizando desde hace miles de años par tratar enfermedades y afecciones y en ocasiones y sobre determinados individuos, tienen un poder y efectividad mayor que el fármaco específico. Un caso concreto es la cola de caballo.
Esta es una de las plantas silvestres más primitivas, actualmente es una de las hierbas medicinales más consumidas en el mundo,

Usos de la cola de caballo
La cola de caballo es conocida por sus diversos beneficios  cómo para:

antiinflamatorias
antibacterianas
antimicrobiano
antioxidante
coagulante
emoliente
y diurética

Propiedades de la Cola de Caballo
El hecho de que se trata de una planta cuyos tallos son ricos en sales minerales como silicio y potasio y que además posee principios activos muy valorados y beneficiosos para nuestro organismo como pueden ser los sapónidos, flavonoides y alcaloides, entre ellos, la nicotina, se convierte en una planta que abarca un amplio y extenso campo de acción sobre el organismo.
Es diurética: La acción más notable de la “cola de caballo” es la diurética, pudiendo aumentar en un 30% la secreción de orina. Debido a su riqueza en sales de potasio, flavonoides y sapónidos, aumenta el fluido urinario y es muy indicada para remediar la retención de líquidos general o para una acción más localizada en algunos problemas genitourinarios: cálculos renales, infecciones urinarias, cistitis, uretritis, inflamaciones de la vejiga o próstata.
Piel: ayuda a combatir notablemente los hongos, el eccema y el herpes entre otros.
Huesos: remineraliza el sistema óseo.
Cicatrizante: ayuda a cicatrizar heridas.

Regenerador celular
Tendones: Galeno, uno de los padres de la medicina antigua, la empleaba hervida para curar los tendones doloridos. Además actúa positivamente sobre la flexibilidad de los tendones y las paredes vasculares. El equiseto, componente de esta planta, es un buen reconstituyente para aquellos deportistas o personas que someten sus ligamentos a duras pruebas, como los tenistas, ciclistas, bailarines, etcétera.
Bajar de peso: ayuda a adelgazar debido a que elimina líquidos del cuerpo y con ellos se eliminan también el exceso de toxinas.
Hemorragias: muy útil para controlar y curar hemorragias debido a su capacidad astringente, contrae los tejidos debido a su contenido de taninos, por lo que es muy adecuada para cicatrizar rápidamente y cerrar las heridas sangrantes, frenar y controlar las hemorragias nasales y curar las úlceras cutáneas.
Fortalece notablemente las uñas: por su alto contenido de equiseto.
Piel: si por algo es consentida esta planta es por sus grandes beneficios que aporta a la piel. Su alto contenido de silicio ayuda a mantener y recuperar la salud del tejido conjuntivo que forma la piel. Por otro lado, desintoxica y depura las vías urinarias y la sangre, y esta limpieza interior ayuda a evitar la acumulación de toxinas y la proliferación de bacterias. Además, este efecto depurativo previene las arrugas, atenúa las estrías y regenera los tejidos dañados por las variaciones de peso.
Sobre el cabello: evita las canas debido a su rico contenido de sílice, un elemento esencial del tejido conjuntivo además de aumentar el crecimiento del cabello y mejorar su aspecto, y por supuesto rejuvenece, nutre y vigoriza la piel y el cabello.

Hay que tener cuidado con su consumo y moderarlo para evitar por un lado que pierda efectividad sobre nuestro organismo y por otro que pase de ayudarnos a dañarnos. Todo ha de estar en su justa medida.
Los expertos aconsejan evitar el consumo durante más de seis semanas, y si va a usarse con fines medicinales, debe de ser guiado el procedimiento por un profesional