Las increíbles propiedades del aguaymanto

32418

Según los estudios, su uso data desde épocas precolombinas, característico de las zonas andinas, como las del Perú y Colombia.

Fue una de las frutas nativas en la época de los Incas. Las tradiciones relatan que en el jardín de los nobles emperadores incas, el aguaymanto era una de las plantas preferidas. Fue cultivada con dedicación en el valle sagrado de los Incas.
El aguaymanto es una planta silvestre cuya fruta es redonda, amarilla, dulce y pequeña (entre 1,25 y 2 cm de diámetro). Su cáscara, que tiene la forma de un capullo, tiene una textura como el papel pero no es comestible.

Su sabor agridulce y amargo, sumado a su exquisito aroma, genera un buen gusto al paladar.

El arbusto del aguaymanto es muy ramificado y crece hasta un metro de altura, pudiendo llegar en mejores condiciones a los dos metros de altura. Muestra flores amarillas con forma de campana.

El aguaymanto es una excelente fuente de provitamina A. vitamina C y también del complejo de vitamina B.

Es un alimento energético natural, estupendo para niños, deportistas y estudiantes. En su composición muestra registros altos de proteína y fósforo, primordiales para el crecimiento, desarrollo y correcto funcionamiento de los diferentes órganos humanos.

El aguaymanto se puede consumir en estado fresco, sola o en ensaladas, allí se podrá degustar su sabor agridulce.

Beneficios del aguaymanto
Se caracteriza por ser una excelente fuente de provitamina A (3.000 I.U. de caroteno por 100 g) y vitamina C. También posee algunas del complejo de vitamina B. Además la proteína (0,3%) y el fósforo (55%) que contiene son excepcionalmente altos para una fruta. Actualmente, tiene un importante uso con fines terapéuticos, pues según los expertos ayuda a purificar la sangre, tonifica el nervio óptico y alivia afecciones bucofaríngeas. Se recomienda para personas con diabetes de todo tipo, favorece el tratamiento de las personas con problemas de la próstata gracias a sus propiedades diuréticas y además es utilizada como tranquilizante natural por su contenido de flavonoides, sirve también para control de amibiasis.

Amibiasis: Controla la amibiasis.
Asma: Combate el asma.
Bronquios: Alivia los problemas bronquiales.
Calcio: Ayuda con la formación de los dientes y los huesos.
Cáncer (Colon, Intestino, estomago): Previene la aparición del cáncer por sus propiedades digestivas.
Cansancio mental: Combate el cansancio mental.
Colesterol: Disminuye los niveles del colesterol en la sangre.
Depresión: Combate la depresión.
Diabetes: Consumir el fruto del aguaymanto ya que tiene una sustancia similar a la insulina.
Envejecimiento: El consumo de este previene el envejecimiento.
Garganta: Alivia los problemas de la garganta.
Heridas: Favorece la cicatrización de las heridas.
Menopausia: Alivia los síntomas característicos de este periodo.
Menstruación: Alivia los cólicos menstruales.
Próstata: Favorece el tratamiento de las personas con problemas de la próstata gracias a sus propiedades diuréticas.
Sinusitis: Combate la sinusitis.
Sistema Inmunológico: Fortalece.
Stress: Combate el stress.
Tranquilizante: Consumir aguaymanto ya que contiene flavonoides.
Vista: El jugo de la fruta, cura las nubosidades del ojo, 3 gotas 2 o 3 veces por día.