Mascarilla para eliminar el acné

7780

El acné es una enfermedad cutánea que se caracteriza por la aparición de pequeños granos o comedones. Estos suelen estar formados por sebo, células muertas y otros desechos.

Suele producirse por un desequilibrio en la actividad de las glándulas sebáceas, las cuales están conectadas con los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel.

Aparecen a menudo en el rostro y la espalda, aunque también pueden originarse en el cuello, los brazos y otras áreas del cuerpo.

Muy rara vez ocasionan dolor, aunque en ocasiones el poro se infecta y se genera un problema de mayor cuidado.

Su causa exacta no está determinada, pero hay algunos factores, como los cambios hormonales, que se han vinculado con su desarrollo.

Y, aunque no representan un problema de salud grave, puede manifestarse de forma crónica, dejando algunas cicatrices y afectando la estética.

Por fortuna, en la actualidad hay muchos tratamientos cosméticos cuyas propiedades lo reducen de forma notable, ya que limpian en profundidad los poros y estimulan la reparación de la piel.

Entre estos nos encontramos con una mascarilla de aloe vera y miel que, por un precio módico, brinda interesantes beneficios contra este problema.

Mascarilla de aloe vera y miel para combatir el acné
La mascarilla de aloe vera y miel es un tratamiento natural que regula el pH cutáneo para combatir problemas comunes como el acné.

Ambos ingredientes tienen compuestos antioxidantes y antibacterianos que, tras ser aplicados, protegen la piel frente a las enfermedades y agresiones.

Además, su aplicación no altera la producción natural de aceites, lo cual contribuye a conservar su elasticidad y humedad.

Beneficios del aloe vera
El gel de aloe vera tiene propiedades astringentes y antibacterianas que actúan de manera eficaz contra los granos de acné.

Sus activos hidratantes penetran con facilidad en los poros y facilitan la eliminación de células muertas, impurezas y sebo.

Los cristales de aloe son ricos en agua y sustancias antioxidantes que crean una barrera protectora frente a los efectos negativos de los radicales libres.

También es uno de los mejores ingredientes para regular el pH natural de la piel y favorecer el equilibrio de las glándulas sebáceas.

Lo mejor de todo es que sirve para evitar las cicatrices, manchas y otras marcas dejadas por el acné crónico.

Además, su aplicación regular previene la aparición de arrugas prematuras, alergias y otros trastornos que afectan la belleza cutánea.

Beneficios de la miel de abeja
La miel de abeja es uno de los mejores astringentes y antibióticos que podemos encontrar en nuestra naturaleza.

Rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, es uno de los remedios para la piel más utilizados en todo el mundo.

Su uso sobre el cutis graso ayuda a reducir el exceso de producción de sebo y la obstrucción que provoca antiestéticos granos de acné.

Sus propiedades antimicrobianas eliminan los gérmenes e infecciones que, en algunos casos, son los responsables del desarrollo de brotes acnéicos y otras imperfecciones.

Cuenta con un efecto antiinflamatorio que resulta útil en la limpieza de los poros y la reducción de los granos.

Además, sus compuestos activos protegen la piel frente a las agresiones y, a largo plazo, reducen el riesgo de envejecimiento prematuro.

¿Cómo preparar esta mascarilla de aloe vera y miel para combatir el acné?
Tanto el aloe como la miel son ingredientes comunes en el mercado que, por lo general, están al alcance de todos.

Sin embargo, es bueno recomendar adquirir miel de la mejor calidad. Las presentaciones industriales no suelen tener sus mismas propiedades.

Ingredientes
½ taza de gel de aloe vera (120 g)
2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
1 cucharadita de aceite de coco (opcional) (5 g)

Preparación
Extrae la pulpa de aloe vera y mézclala en un recipiente con las dos cucharadas de miel.
Si gustas, puedes agregarle una cucharadita de aceite de coco para potenciar sus beneficios hidratantes y antimicrobianos.
Una vez obtengas una pasta homogénea, procede a frotarla en las áreas afectadas.

Modo de aplicación
En horas de la noche, después de retirarte todo rastro de maquillaje, extiende esta mascarilla por el rostro, especialmente sobre las zonas con acné.
Déjalo reposar durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia.
Repite su uso todas las noches, hasta notar una mejoría.

Compartir