Cómo mejora la cerveza la calidad de vida

0

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más conocidas en todo el mundo, obtenida a partir de los granos germinados de cebada cuyo almidón se fermenta en agua con levadura.

Desde hace siglos ha hecho parte de cientos de culturas en todo el mundo, quienes la han valorado por sus efectos en el organismo y sus cualidades nutricionales.

Y es que, contrario a lo que muchos piensan, cuenta con interesantes beneficios para la salud, siempre y cuando su ingesta sea en cantidades moderadas.

Es rica en compuestos antioxidantes, vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales que ayudan a mejorar el funcionamiento de muchos sistemas del cuerpo.

Además, contiene menos calorías en comparación con otras bebidas y sus efectos diuréticos sirven para promover la eliminación de los líquidos retenidos en los tejidos.

De hecho, existen otras bondades poco conocidas para mejorar la calidad de vida por las que vale la pena tomarla con moderación pero sin remordimientos.

1. Es nutritiva
Por su composición, la cerveza es un alimento saludable que le brinda un extra de nutrientes a todo el organismo.

Tiene altas concentraciones de vitaminas del complejo B, incluyendo el ácido fólico, además de carbohidratos y fibras naturales.

Entre sus minerales se destacan el magnesio y el calcio cuyas cantidades varían en función del proceso de fabricación.

Contiene antioxidantes y vitaminas que ayudan a reducir los efectos negativos de los radicales libres sobre las células.

2. Fortalece la salud ósea
Debido a su aporte de minerales esenciales como el silicio, esta bebida promueve el fortalecimiento del sistema óseo para evitar la pérdida de densidad y debilitamiento.

Está recomendada para las mujeres menopaúsicas, dado que aporta sustancias fitoestrógenas que ayudan a minimizar los efectos negativos de los cambios hormonales en los huesos.

De hecho, se cree que una ingesta mínima de cerveza al día (no más de dos vasos) disminuye el riesgo de padecer fracturas y osteoporosis en la edad adulta.

3. Disminuye el riesgo de infecciones
Si bien el consumo excesivo de todo tipo de bebidas alcohólicas deprime el sistema inmunitario, una pequeña dosis de cerveza puede actuar como protector frente a varias enfermedades infecciosas.

Su concentración de nutrientes aumenta la respuesta inmunitaria frente a los microorganismos y evita que se proliferen en los órganos.

4. Ayuda a rehidratar el organismo
Mientras que las bebidas alcohólicas en exceso le roban hidratación al cuerpo, un vaso de cerveza al día contribuye a rehidratarlo de forma eficaz.

Dado que además de agua contiene minerales esenciales, es idónea para contrarrestar la pérdida de sales minerales después de hacer actividad física.

5. Protege la salud cardiovascular
Los efectos del consumo moderado de cerveza también incluyen interesantes beneficios sobre la salud cardiovascular y circulatoria.

Su ingesta disminuye la oxidación de las células, aumenta la presencia de colesterol bueno en las arterias y facilita la depuración sanguínea.

Esto previene trastornos como la hipertensión, la arteriosclerosis y las lesiones miocárdicas agudas relacionadas con el infarto.

6. Mejora la salud de los riñones
Los compuestos diuréticos de esta bebida hacen que sea una excelente aliada de la salud renal. Y es que no solo aumentan la producción de orina, sino que también disminuyen el riesgo de desarrollar cálculos renales hasta en un 40%.

7. Cuida la salud cognitiva
El silicio contenido en esta bebida natural está relacionado con la disminución del riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer.

Su ingesta minimiza la biodisponibilidad del aluminio en plasma y tejido cerebral, vinculados con este tipo de patologías cognitivas.

También reduce la acción negativa de los radicales libres sobre las células sanas, asociada con el envejecimiento prematuro del cerebro.

8. Aumenta la expectativa de vida
Los consumidores de cerveza en cantidades moderadas pueden beneficiarse con los más de dos mil componentes saludables de esta bebida.

Estos protegen al cuerpo frente a la oxidación y las alteraciones causadas por el crecimiento anormal de algunos tipos de células.

A su vez, disminuyen el envejecimiento celular prematuro y evitan el desarrollo de muchas enfermedades degenerativas.

9. Previene la diabetes
La fibra soluble, los compuestos polifenólicos y los minerales contenidos en la cerveza actúan sobre los mecanismos que controlan los niveles de azúcar en la sangre, disminuyendo de forma notable el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Siempre que su ingesta sea mínima, es útil para evitar complicaciones metabólicas y controlar la glucosa.

10. Evita el envejecimiento de la piel
Ingerir pequeñas dosis de esta bebida es una forma sencilla de evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

Sus nutrientes mejoran la capacidad de autorreparación y cicatrización. También evitan la formación de arrugas finas y otros signos de la edad.

Como puedes notar, pese a que forma parte del grupo de bebidas alcohólicas, la cerveza tiene interesantes propiedades que se pueden disfrutar mediante su ingesta controlada.

El consumo recomendado es de un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres.

Compartir