Remedios para calamar el dolor e irritación de garganta

36049

El dolor de garganta y el dolor al tragar son síntomas comunes de la faringitis. La faringitis generalmente es un síntoma de resfriado o gripe. Existen varios remedios caseros para aliviar el dolor de garganta de manera natural.

Esa dificultad para tragar y esa sensación como si se estuviera quemando la garganta muchas veces es el primer síntoma de un resfriado o gripe.

Sin embargo, la irritación de la garganta puede deberse a otros factores como hablar excesivamente y en voz alta y y respirar por la boca (especialmente en la noche)

Estos son algunos remedios caseros:

Miel de abeja con limón

Otro remedio popular para aliviar el dolor de garganta es chupar miel de abeja con limón. Se echan dos cucharadas de miel de abeja en una taza y se les agregan dos cucharadas de jugo fresco de limón. Se revuelve bien hasta que la miel se haya diluído. Se ingiere por poquitos saboreando la mezcla.

Consumir mas líquidos

Cuando se trata de infecciones virales, una de las recomendaciones comunes es aumentar el consumo de líquidos en la dieta para eliminar el virus más rápido. Los tés herbales son una buena opción.

Los líquidos calientes pueden aliviar la inflamación y el calor aumenta el flujo sanguíneo, lo cual puede ayudar a aliviar el dolor en los tejidos irritados de la garganta. Los tés más recomendados son el té de jengibre y el té de equinácea que a su vez fortalecen el sistema inmune.

Miel de abeja con vinagre de manzana

Para hacer un jarabe que alivie el dolor de garganta se puede mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana con dos cucharadas de miel de abeja. Se revuelve bien y se toma por sorbitos.

Ajos: Comer dos ajos machacados en una ensalada.

Salvia: Echar 2 cucharaditas de salvia en 2 50 mililitros de agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 minutos, colar y agregar 1 cucharadita de sal marina. Hacer gárgaras tan a menudo como sea necesario.

Cúrcuma: para la garganta irritada espolvorear cúrcuma sobre miel ecológica y tomar una cucharadita cada dos horas.

Café: Verter en media taza de café amargo varias gotas de jugo de limón. Hacer gárgaras con este preparación.

Achiote: Hervir un puñado de hojas de achiote en 1 taza de agua durante 5 minutos. Hacer gárgaras con esta infusión cada 4 horas hasta que desaparezca la irritación.

Cebolla: Cortar 1 cebolla en trozos y colocarlo en medio litro de agua. Después, añadir 3 cucharadas de azúcar. Dejar macerar durante medio día y beber 1 taza de esta preparación, cada dos horas, hasta que el dolor desaparezca.