Remedios para la gingivitis

38223

La gingivitis consiste en la inflamación, hinchazón y sangrado del tejido de la encía causado por la placa, que es una película transparente y pegajosa de desechos de alimentos y bacterias que, si no recibe la limpieza adecuada, se convierte en una sustancia amarillenta llamada sarro o tártaro dental (cálculos dentales).

Este sarro produce, eventualmente, toxinas que irritan y destruye el tejido de la encía haciendo que se separen de los dientes y que se formen bolsas de infección. Éstas van erosionando el hueso haciendo que los dientes se aflojen y, probablemente, se caigan.

Las causas de gingivitis incluyen:

Higiene bucal inapropiada (cepillado o pasado del hilo dental de forma incorrecta o poco frecuente)
Tensión emocional
Desequilibrios hormonales como el embarazo, la menstruación, y el cambio hormonal de la adolescencia
Deficiencias nutricionales
Enfermedades como la diabetes y la osteoporosis
Consumo de medicamentos como antibióticos, anticoagulantes, antihipertensivos, antiepilépticos e inmuno-depresores.

Remedio 1.-El remedio consiste en darnos un enjuague bucal con aceite de coco sin refinar, de la misma manera que lo haríamos con cualquier otro enjuague bucal comercial como por ejemplo el Listerine.

Remedio 2: Preparar una mezcla de partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y luego cepíllese bien, especialmente alrededor de la línea de las encías. El bicarbonato de sodio no sólo lava la placa dental, sino que también desodoriza y pule los dientes.

Remedio 3: Enjuagar la boca con una mezcla de media cucharadita de sal en cuatro onzas o 120 mililitros de agua tibia.

Remedio 4: Frotar las encías, varias veces al día, con el gel de áloe vera o con higos cocidos en leche.

Remedio 5: Comer un cuarto de manzana cruda especialmente después de comer.

Remedio 6: Elaborar una infusión con una cucharadita de anís seco, una cucharadita de menta y 1 cucharadita de romero en 3/4 taza de agua hirviendo durante 10 minutos, y luego de colarlo usar el líquido como enjuague bucal cada hora.

Remedio 7: Usar, como enjuague bucal, cada mañana y cada noche una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en una taza de agua e inclusive tomar un vaso de la misma mezcla con cada comida.

Remedio 8: Enjuagar la boca con una infusión a base de tres gotas de aceite esencial de espliego y una cucharadita de miel clara, diluyendo posteriormente la solución templada en agua fría.

Remedio 9: Mezclar partes iguales de bicarbonato de sodio y agua oxigenada y después hacer buches (sin tragar) con esta preparación.El bicarbonato limpia y ayuda a mantener las encías desinflamadas.

Remedio 10: Verter un puñado de hojas de salvia en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Hacer gargaras o buches con esta infusión. El efecto antiséptico y fungicida de la salvia aliviará las encías con gingivitis y, además, mantendrá la limpieza de los dientes.

Remedio 11: Verter 2 cucharadas de tomillo en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Realizar enjuagues bucales con esta infusión para combatir las bacterias causantes de la gingivitis.