Tips para evitar que los zapatos te hagan ampollas

32480

Yo creo que a todas nos ha pasado,  la verdad es que sufrimos mucho , nos ven cojear, nos ven hacer cara fea, pero pués, a veces no hay más opción que aguantarse y seguir caminando, ni modo que perdamos el glamour. Las ampollas son terribles ¿verdad?

Una de las cosas que menos nos gustan, es utilizar zapatos incómodos que nos hagan ver estrellas del dolor por los excesivos roces que terminan produciéndonos ampollas. Nos pasa a menudo .

Tips que deberías poner en práctica para que los zapatos que te aprietan o queden algo flojos no te causen un ¡horror! en los pies.

Mujer precavida vale por dos.

CURITAS, BANDITAS
A ni una mujer le pueden faltar curitas en la cartera, en la billetera o en el bolsillo del pantalón por si nos llega ocurrir un S.O.S en la calle o en el lugar que estemos. Si tú sabes que los zapatos que vas a utilizar ese día te rozan en cierto lugar pero no es tan grave, lleva curitas, son tan pequeñas que caben en cualquier sitio y te van a facilitar el caminar.

EVITA QUE UN ZAPATO NUEVO TE INCOMODE
Almacenes, boutiques, revistas, muchos son los negocios que te ofertan calzados, en lo personal me gustan mucho los zapatos que sean de alguna marca que conozca y sepa que no me producen ampollas, sean suaves.

También es verdad que las mujeres nos dejamos llevar por la novedad, por modas, por gustos y otros aspectos que a veces nos llevan a comprar el zapato equivocado.

Un tip buenísimo para que tus nuevos zapatos se adapten a la forma de tu pie, es meterlos en el refrigerador un par de horas antes de usarlos. Lo que va a producir la humedad es que se vuelvan menos ásperos y se amolden a tu forma natural.

ALIVIA ASPEREZAS
Un truco excelente para limar esas asperezas o mejor dicho, suavizar los puntos claves en donde te raspa el calzado es untar un poco de vaselina para que tus pies no sufran tanto daño. Ejm: La parte de atrás del zapato siempre te causa ampollas,  pásala mucha vaselina allí y frota con tus dedos hasta que desaparezca el grumo.

PLANTILLAS
Existen zapatos tan rígidos que nos causan ampollas en la planta del pie, la solución es utilizar esas plantillas de gel que venden en la farmacia o en cualquier otro lado,  son prácticas y discretas porque ni siquiera se notan.

ADHESIVOS
Y para hacernos mucho fácil el caminar llegaron los adhesivos de gel silice, estos son mucho más cómodos que las curitas y cuestan un poco más.

CERA
Uno de los trucos más viejos, pasar una o varias veces por el lado donde te haga doler  Este procedimiento se hace cada vez que vayas a usar los zapatos, cuando te des cuenta que te dejan de raspar .. Listo, no lo hagas más.

Otro tip para que tus zapatos no te sean incómodos es que lleves un buen pedicura siempre, para que no duelan los dedos.
Si vas a utilizar zapatos cerrados: corta las uñas… Jamás las lleves largas porque son una tortura.

Compartir