Verduras diuréticas y laxantes

32603

Si tu problema de estreñimiento no es muy grave, puedes mejorar un poco más tus hábitos alimenticios para intentar resolverlo, así como beber más líquidos y hacer algo de ejercicio.

¿Y qué podemos hacer ante la clásica retención de líquidos? Un tratamiento eficaz para evitarlo es seguir una dieta baja en sodio.

Con esto queremos decir que si tus problemas asociados a estas dimensiones no son muy graves, una forma saludable y efectiva de afrontarlos es mejorando nuestros hábitos de vida, ahí donde el consumo de verduras diuréticas y laxantes te van a ser de gran ayuda.
Si tu problema de estreñimiento no es muy grave, puedes mejorar un poco más tus hábitos alimenticios para intentar resolverlo, así como beber más líquidos y hacer algo de ejercicio.

¿Y qué podemos hacer ante la clásica retención de líquidos? Un tratamiento eficaz para evitarlo es seguir una dieta baja en sodio.

Con esto queremos decir que si tus problemas asociados a estas dimensiones no son muy graves, una forma saludable y efectiva de afrontarlos es mejorando nuestros hábitos de vida, ahí donde el consumo de verduras diuréticas y laxantes te van a ser de gran ayuda.
general.
Si hay un aspecto por el cual son conocidas las alcachofas es por proteger al hígado gracias a uno de sus componentes esenciales: la cinarina.
Las alcachofas mejoran nuestras digestiones y estimulan a su vez la producción de bilis.
Son muy ricas también en flavonoides, vitaminas de complejo B y contienen hierro, magnesio, fósforo y sobre todo potasio, ideal para favorecer la eliminación de líquidos.
¿Cuál es la mejor forma de consumir alcachofas?

Una forma deliciosa y saludable de consumirlas es al vapor acompañadas de jugo de limón. El agua que obtengas de esa cocción también es muy beneficiosa.

2. El apio
Esta verdura es una de las más sanas y deliciosas que podemos consumir. El apio es rico en nutrientes como vitaminas A, B, C y sales minerales como el potasio, el calcio, el magnesio y el zinc, que lo convierten, sin duda, en una de esas verduras diuréticas y laxantes que nunca deberían faltar en nuestra dieta.

Te explicamos por qué:
Su equilibro entre dos elementos básicos como son el sodio y el potasio le confiere propiedades diuréticas.
El apio es un antiinflamatorio natural gracias, sobre todo, a uno de sus componentes, el poliacetileno.
Este vegetal es uno de los más ricos en fibra, por tanto si lo combinas de modo original y sabroso en tus comidas te ayudará a regular el tránsito intestinal.
Tampoco olvides que el apio es ese alimento indispensable en toda dieta de adelgazamiento.

¿Cuál es el mejor modo de consumir apio?

Puedes tomarlo crudo o cocido. Así mismo, un remedio muy adecuado para tratar tanto el estreñimiento como la retención de líquidos, es tomar cada mañana a lo largo de 7 días un licuado a base de piña y este vegetal. ¡Es delicioso!

3. Las acelgas
Las acelgas son odiadas por unos (especialmente por los niños) y amadas por otros. No obstante, debes saber que disponen de grandes beneficios por ser digestivas, refrescantes, diuréticas y laxantes. ¿Podemos pedir más?

Las acelgas son ricas en vitamina A, perfectas para subir nuestras defensas y para cuidar de nuestro organismo cuando seguimos dietas de adelgazamiento.
Dado su abundante contenido en agua y potasio, las acelgas son diuréticas y muy adecuadas para resolver tanto los problemas de retención de líquidos como de hipertensión.
¿Cómo puedo tomar acelgas para beneficiarme de ellas?

Para resolver el problema de la retención de líquidos es muy adecuado tomarlas de modo natural y en ensalada.
Por su parte, para combatir el estreñimiento, puedes prepararte medio vaso de jugo de acelga mezclado con una cucharada de aceite de oliva, en ayunas, a lo largo de 7 días.

4. La cebolla
Sabías que la cebolla es uno de las mejores verduras diuréticas y laxantes? Así es, y la verdad es que junto al ajo son esos alimentos considerados como medicinales que vale la pena incluir siempre en nuestra dieta.

La cebolla tiene un efecto alcalinizante sobre el organismo, lo cual nos va a permitir no solo eliminar toxinas más fácilmente y a evitar la retención de líquidos, sino que favorecerá además la salud de muchos de nuestros órganos gracias a flavonides como la quercetina, a la vitamina E, el potasio, el ácido fólico, la vitamina C y sobre todo, la fibra.
¿Cuál es el modo más adecuado de consumir cebolla?

Sin duda, la forma más saludable de consumirla es cruda, pero en muy pocas cantidades, y cortada de un modo muy finito. Perfecto si acompañas tus ensaladas con un poco de cebolla cruda.
Ahora bien, para combatir el estreñimiento es ideal cocer una cebolla cortada por la mitad junto con un litro de agua. Esa agua obtenida durante la cocción es la que beberemos a lo largo de un día mezclada con 50 gramos de miel. ¡Es muy saludable!

Compartir